Anuncio

Docentes Dulce Miguelina y Juan Gelabert exhiben obras en reciento UASD.Santiago

Por Ana Bertha Pérez
 SANTIAGO.-El Recinto Universitario de la UASD en Santiago, fue escenario para la publicación de las obras de los destacados periodistas y docentes Dulce Miguelina Pantaleón y Juan Gelabert, en un encuentro esperado por los amantes de la lectura. 
Las obras presentadas de la autoría de Dulce Miguelina Pantaleón fueron Salomé Ureña: Existencia, pasión y poesía” su libro de cuentos “Sombras, Silencio y Musa en la Nocturnidad” y “Ecos de angustia” poemario y de la autoría de Juan Santos Gelabert “Lupatao”. 
La apertura al encuentro estuvo a cargo del poeta- actor y escritor Adelso Reinoso, quien dio paso a las palabras del maestro Juan Arias, Sub director académico, el cual agradeció en nombre de la academia la motivación a la realización de este evento y aseguró que con honor, la casa se hace eco de la puesta en circulación de éstas joyas, de dos hijos de la UASD que muestran en ellas su talento.  
Gelabert hizo la presentación de los libros de la maestra Pantaleón, destacando que en el cuento “Sombras, Silencio y Musa en la Nocturnidad” se puede apreciar una escritora que se enfoca en temas fundamentales, pero que a la vez en ella se aprecia la buena narrativa.   
Del libro de cuentos Salomé Ureña: Existencia, Pasión y Poesía” la autora se adentra a la vida del personaje que expone, en el que describe a Salomé Ureña como madre, como mujer enamorada, como una mujer real, que siente, llora y ríe. “Ecos de angustia” es el primer poemario poético que escribe la autora, una poesía que realza la madurez poética de la escritora. 
Pantaleón agradeció a todos los que allí se dieron cita para conocer sus libros y se refirió a cada una de sus producciones. 
La obra de Gelabert fue presentada por el gestor cultural y poeta Enegildo Reyes, quien consideró que para dar lectura a la obra de Gelabert hay que saber adentrarse al contenido.El autor hace una defensa a la mujer en su obra y dice el escritor que Lupatao hace un aporte que se descubre en sus páginas. 
Los escritores tuvieron la compañía en la mesa de honor, de los maestros Juan Arias y Rafael Veras, subdirectores Académico y Administrativo y el poeta Enegildo Reyes. La presencia de varios maestros y amigos, estudiantes y diferentes personalidades amantes de la buena lectura.   

No hay comentarios