Anuncio

Debaten sobre desigualdad ante desastres en República Dominicana

REPÚBLICA DOMINICANA.- Oxfam, el colectivo Casa Ya y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO-RD) realizaron con el auspicio del Consorcio de Resiliencia a la sequía el conversatorio, Desiguales ante Desastres, con el objetivo de profundizar sobre la fragilidad en que se encuentran las poblaciones vulnerables frente a la temporada ciclónica y otras amenazas a las que está expuesto el país. 
El inició la temporada ciclónica 2017 alcanza a la población y a las autoridades sin haber superado la situación de emergencia que viene arrastrando desde hace décadas. El país ha sido uno de los más afectados por el cambio climático, para el 2015 más de 1.6 millones de personas fueron impactadas por la sequía y otras 500 mil fueron perjudicadas por las lluvias ocurridas en el presente año, según datos del Red de Fondos Ambientales de Latinoamérica y el Caribe (REDLAC), Oxfam y la Unión Europea.  
Se suman las familias afectadas por el huracán Mathew y las recientes lluvias de mayo, así como las miles de personas que en algunos casos desde hace casi cuatro décadas continúan viviendo en los albergues provisionales en que fueron colocadas por el Estado. 
La desigual capacidad para enfrentar amenazas es parte de lo que se analizó en el encuentro. Plantearon que en todos los casos se ha comprobado que los desastres  afectan con mayor impacto a las personas que están en situaciones de vulnerabilidad, ya sea por la ubicación de sus viviendas o por las características de pobreza en que viven, en especial a las mujeres, niños y niñas y las personas con discapacidad. 
“Son a esas personas a las cuales el Estado debe dirigir mayor atención. Hay un paso dado, ya que el marco estratégico de gestión de riesgo está contenido en la Estrategia Nacional de Desarrollo y el Estado ha firmado acuerdos globales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero hace falta mayor voluntad política y una inversión presupuestaría que permita la implementación del marco”, precisó Raúl del Río, director de Oxfam en República Dominicana. 
De igual manera, Fátima Lorenzo, directora de Ciudad Alternativa, recalcó la urgencia de que el Estado invierta en la prevención de desastres en zonas vulnerables. “Las acciones históricamente se han concentrado en responder a la emergencia, con acciones tímidas, que no aportan soluciones a largo plazo. Esto se evidencia con el hecho de que a la fecha más de dos mil familias viven de forma permanente en “albergues temporales”, en pésimas condiciones de vida, durante diez, diecisiete y casi cuarenta años, sin ninguna respuesta del Gobierno”, afirma. 
En el mismo orden, aseguran que es de vital importancia que se de atención al tema de desigualdad ante los desastres, ya que las personas en condiciones de vulnerabilidad son las más afectadas, así como las mujeres, niños y niñas, las personas con discapacidad y la población adulta mayor. Enfatizó en el hecho de que mujeres, niños y niñas tienen 14 veces más posibilidades que un hombre de morir en un desastre, como lo destacó el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en 2011. 
Para abordar estas temáticas, se contó con un panel compuesto por Carlos Arenas, responsable del programa de Acción Humanitaria en Oxfam, quien abordó las políticas existentes para prevención, gestión y mitigación de riesgo y las desigualdades presentes ante las diversas amenazas que enfrenta la población dominicana; y Jenny Torres, Coordinadora del Área de Políticas Públicas de Ciudad Alternativa, que presentó la situación en que viven las familias albergadas en el país.

No hay comentarios