Anuncio

Vicepresidenta de República Dominicana pide ante la FAO promover acciones en favor de las agricultoras

ROMA.-La vicepresidenta de la República Dominicana, doctora Margarita Cedeño, pidió ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la promoción de acciones legislativas y normativas que tiendan a combatir la desigualdad de género para lograr seguridad alimentaria, al considerar que la mujer rural enfrenta trabas que impiden su desarrollo agrícola. 
Durante una audiencia de la FAO con representantes de diferentes países a nivel mundial, la Vicemandataria dominicana indicó que la mujer rural enfrenta desafíos como el derecho a tierra, acceso a crédito y a los mercados, y calificó como un contrasentido que estas aporten el 43 por ciento de la fuerza laboral en la agricultura, y que solo sean dueñas de un 25 por ciento del terreno que cultivan.
La  Vicepresidenta consideró que con igualdad de género en la agricultura se podría aumentar la producción mundial de comida entre un 20 y un 30 por ciento, lo que a su entender es suficiente para alimentar a la población que hoy día sufre de hambre y desnutrición.
“No se trata tan solo de ver a la mujer sembrando y cosechando en una tierra que sea de su propiedad, es también un llamado a un compromiso con la inclusión de la mujer en la cadena global de producción y suministro agroalimentario, una acción que será decisiva para la seguridad alimentaria”, manifestó.
En ese sentido, propuso que se estimulen políticas que generen compromisos para eliminar limitaciones en la producción relacionadas con la tenencia y el acceso a la tierra.
“Justamente ha sido la FAO la que nos ha señalado el camino de la agricultura y su vinculación al combate a la desigualdad de género, porque son las mujeres una proporción sustancial de la fuerza de trabajo agrícola, representando dos tercios del total en países en desarrollo”, expresó.
La Vicepresidenta también sugirió que se cree “un sello de género” en la agricultura para impulsar que cooperativas y empresas privadas sean evaluadas por una serie de indicadores que permitan avanzar en ese sentido, lo que a su entender podría ser incluido en una actualización del Manual sobre Género en la Agricultura publicado por la FAO.
La también embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de la FAO sostuvo que la desigualdad se manifiesta de igual manera en el tamaño de la siembra, al afirmar que por lo general, si la tierra es propiedad de la mujer, sus sembradíos son más pequeños ante los existentes en terrenos propiedad del hombre.
Margarita Cedeño aseguró que esa diferencia entre el hombre y la mujer rural se refleja en el acceso a los recursos tecnológicos, fertilizantes, equipamiento, entrenamiento, promoción de  investigaciones, becas y apoyo económico para estudios relacionados a la agricultura.

No hay comentarios