Anuncio

Dominicanos en Nueva York alegres porque ley de salud del presisdente Donald Trump no será aprobada

Por Ramón Mercedes
NUEVA YORK.- Al sumar este martes a cuatro los senadores republicanos que se oponen  al plan de salud del presidente Donald Trump, llamado Ley American Health Care Act (AHCA)-(Ley Americana de Cuidado de la Salud) para reemplazar el Obamacare, dominicanos residentes en esta ciudad se muestran contentos, porque ya no pasará en el Congreso. 
Cada senador cuenta en particular debido a que los republicanos solo tienen 52 senadores y para pasar cualquier ley necesitan al menos 50 votos (si solo hay 50 votos el vicepresidente vota con ellos).
Pero con estos cuatro senadores en contra es imposible que ni siquiera avance la ley para ser sujeto de debate, muchos menos para una votación sobre si se aprueba o no.
Los legisladores que se oponen son Mike Lee de Utah; Jerry Moran de Kansas; Susan Collins de Maine; y Rand Paul de Kentucky. 
La ley del “Obamacare”, promulgada en 2010, establece obligatoriedad de contar con un seguro médico más barato, seguirá siendo la ley de salud del país, la cual Trump pretendía derogar por considerarla como una “carga financiera”. 
Más de 22 millones de estadounidense se hubiesen quedado sin seguro de salud, de ser aprobado el plan Trump. Asimismo, decenas de miles de dominicanos, del millón 865 mil criollos residentes en los Estados Unidos, iban a quedar sin el mismo. 
Solo en el Estado de NY, 2.7 millones de personas quedarían fuera, incluyendo 1.6 millones residentes en la Gran Manzana, entre ellos miles de quisqueyanos, de los 850 mil dominicanos residentes  en NYC. 
Dominicanos en los diferentes condados de de la urbe habían proclamado “No sabemos qué hacer si nos quitan el seguro de salud que poseemos”. 
La Ley de Trump haría recortes en fondos de Medicaid sobre los $2,300 millones de dólares, lo que, aunado a gastos por $4,700 millones que la nueva ley implicaría para el presupuesto estatal, elevaría el costo total para NY a $6,900 millones en los próximos cuatro años, lo que “paralizaría hospitales, hogares de ancianos y centros de vida asistida en todo el estado”, llegó a expresar el gobernador Andrew Cuomo. 
Con la Ley de Trump las aseguradoras ofrecerían a los usuarios los beneficios mínimos que se exige actualmente, entres estos los servicios ambulatorios, de emergencia, maternidad, pediatría, salud mental, prescripciones médicas y tratamientos de rehabilitación otros.
Asimismo, 8.4 millones de personas menores de 65 años con condiciones preexistentes podría sufrir aumentos en sus primas y perder su cobertura; 7 millones que dependen del Medicaid y otros programas creados bajo el Obamacare quedarían desprotegidos en el estado de NY.

No hay comentarios