Anuncio

Dos mujeres asesinadas por celos en Bávaro y El Seibo eran consagradas al trabajo y sus familias

REPÚBLICA DOMINICANA.- Las dos mujeres asesinadas en Bávaro y El Seibo eran consagradas al trabajo y a la familia, pero los celos y el idilio triangular que compartían con Reyito Morales las convirtieron en presas seguras del desenlace fatal, que culminó la noche del martes pasado.
Silveria Mercedes Taveras Acosta , alías Lechoi de 48 años, ejecutada desnuda en su residencia de la avenida España, en Bávaro, provincia La Altagracia, era natural de Salcedo, pero había viajado a la zona a trabajar, con la idea de ayudar a sus hijos y padres.
“Era una mujer cargada de sueños y esperanzas de lograr algo para ayudar a sus dos hijos y sus padres, que tenían el cuidado de sus proles en Salcedo”, relató su vecina, Josefa Peguero, quien narró que al enterarse del hecho casi se desmaya.
Dijo que ella tenía un tiempo conviviendo maritalmente con Rubén, como llamaban a Reyito Morales, un chofer del transporte turístico en la zona de Punta Cana.Siguió narrando que la fenecida era tan celosa como él y que a menudos discutían, porque ella había descubierto que él tenía una mujer en El Seibo.
En cambió, Belky Rodríguez Constanzo, asesinada en el sector Villa Guerrero de El Seibo, era una enfermera de profesión, que laboraba en el hospital Teófilo Hernández, para lograr que una sola hija que procreó con su primer amor, estudiara y alcanzara una carrera profesional.
Cuando Belkys fue asesinada, estaba acompañada de su hija y una sobrina, quienes se salvaron, porque lograron en encerrarse en una habitación de dos que tiene la vivienda, donde ocurrió la tragedia, que ha conmovido el Este del país.

No hay comentarios