Anuncio

Asalto a cuartel militar acción comandada por capitán causa revuelos en Venezuela

CARACAS.- Un excapitán venezolano fue quien tomó este domingo  por asalto una unidad militar y con ello la atención del país, convulsionado por una oleada de protestas, en un nuevo capítulo de su historial de rebeldía contra el Gobierno y de su búsqueda por minar la fidelidad militar al presidente Nicolás Maduro.
Se trata de Juan Carlos Caguaripano Scott, separado de la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada) por traición a la patria y rebelión en 2014, año en el que hizo público su desprecio hacia la llamada revolución bolivariana por la “represión” a las protestas antigubernamentales de entonces, que se saldaron con 43 fallecidos, según balance oficial.
Desde aquel momento ha permanecido en la clandestinidad -algunos aseguran que estuvo fuera del país- y ha sido señalado como uno de los artífices de un plan golpista frustrado en 2015 que incluía matar al jefe de Estado, según el chavismo gobernante, y recibió el nombre de “Operación Jericó”.
Caguaripano, identificándose como capitán activo de la GNB, publicó en abril de 2014 a través de las redes sociales su primer “llamado a la reflexión” a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en el que aseguraba que había “sobradas razones legales y constitucionales para intervenir”.
Entre ellas mencionó “la ocupación, intromisión y violación de la soberanía nacional por parte de agentes cubanos y grupos narcoterroristas extranjeros en todos los ámbitos de la administración pública y militar”.
También aseguró que había uniformados “cumpliendo órdenes abusivas y arbitrarias, protegiendo a colectivos (grupos de defensa de la revolución, a veces armados)”.
Además, el capitán manifestó su repudio a “la conformación vergonzosa de frentes civiles armados (colectivos) de guerrilla urbana y rural en todo el territorio nacional dispuestos a matar y masacrar en defensa de un grupo político bajo la protección de autoridades legítimas” y la “destrucción sistemática de la identidad militar”.
Todo esto aunado, dijo entonces, “al secuestro y manipulación descarada del poder Electoral y Judicial”, lo que, señaló ha generado un “conflicto que poco a poco se va convirtiendo delante de nosotros en una guerra civil”.
Ahora, bajo el mote de “comandante de la operación David Carabobo”, dijo declararse “en rebeldía” contra “la tiranía asesina de Nicolás Maduro” junto a un grupo de unos 20 hombres vestidos de militares portando armas largas, con quienes tomó por asalto el llamado Fuerte Paramacay en el estado Carabobo (centro-norte).

No hay comentarios