Anuncio

Director DNI considera autoridades haitianas deben asumir compromiso de registrar a hijos de compatriotas que nacen en República Dominicana

Resultado de imagen para Sigfrido Pared Pérez, director del DNISANTO DOMINGO.-Las autoridades haitianas deben asumir el compromiso de registrar a los niños que nacen en la República Dominicana porque el Estado dominicano no puede hacerse cargo de estos, planeó el director del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), Sigrido Pared Pérez. 
Expuso el ex ministro Defensa y experto en seguridad, que desde el punto de vista médico, se hacen los esfuerzos a la hora de realizarle el parto a una ciudadana haitiana para evitar que la criatura muera, pero a partir de ahí, República Dominicana no puede hacerse responsable de un extranjero que nada tiene que ver con el país, porque la propia Constitución haitiana establece que su ciudadano, no importa dónde nazca, sigue siendo haitiano.
‘’Por esa razón es que hay que tener mayores controles para evitar que esto siga en aumento, se ha hablado de que hay alrededor entre un 18 y 20% de los partos que se hacen en el país tienen que ver con haitianas, o descendiente del vecino país, por lo que hay que evitar que eso aumente’’, precisó Pared Pérez.
Al ser entrevistado por Elvis Lima en el programa Fuera de Récord del canal 45, el también exministro de las Fuerzas Armadas advirtió que el tráfico ilegal de parturientas haitianas hacia República Dominicana pudiese tener consecuencias funestas para este país, por lo que se hace necesario detener esa práctica.
Afirmó que debido a esa realidad las autoridades dominicanas hacen los esfuerzos para contrarrestar esa situación, con mayor seguridad en toda la franja fronteriza.
‘’No se puede tapar el sol con un dedo. Esa práctica se está dando no desde ahora, hace varios años que se han hecho varios editoriales de periódicos que han tratado el asunto, de que organizaciones tanto delincuenciales como pro haitianas han tratado de movilizar a parturientas hacia República Dominicana’’, manifestó.  

No hay comentarios