Anuncio

Conocerán hoy medidas coerción a padrastro de joven de 18 años como presunto autor de su asesinato; la madre de la víctima es investigada

COTUI,República Dominicana.-Les será conocidas medidas de coerción este lunes, al prevenido Antonio Sáncez, alías Jajary, de 36 años, padrastro de la jovencita Dioskairy Gómez, considerado principal sospechso de matarla y cuyo cadáver fue hallado envuelto en llamadas el pasado jueves en la comunidad Sierra Prieta de Fantino, provincia Sánchez Ramírez.
Como parte de las evidencias que comprometerían su responsabilidad penal, el Ministerio Público presentará un vídeo de una cámara de seguridad en que se observa al imputado y la joven momento ante de desaparecer.La audiencia para el conocimiento de la coerción está pautado para esta tarde en el Palacio de Justicia en Cotui.
Agentes del DICRIM también apresaron la tarde de este domingo a la madre de Diokairy, la profesora Bernarda Ovalle Jiménez. Se desconoce bajo premisas fue detenida la madre de la ahora occisa.Ovalle Jiménez habría sido conducida hacia el palacio de justicia de la ciudad de Cotui, dónde se le conocerá medida de coerción a su esposo, como principal sospechoso de la muerte de la joven estudiantes.
La madre de éste ha pedido a la Policía no lo golpearan, aunque manifestó que si es culpable que pague por el hecho.Las autoridades han manifestado que el proceso investigativo está  avanzado, tras el apresamiento de Sánchez.
Otras personas también han sido interrogadas, entre ellas el propietario de la finca en donde fue encontrado el cadáver.
Los residentes de Rincón, La Vega, donde residía la estudiante de Sicología, indicaron que tanto ella como su madre y hermanos, eran evangélicos antes de conocer a Sánchez, pero sus vidas cambiaron cuando él llegó.
Desde el día del hallazgo, la Policía Nacional investiga las circunstancias de la muerte de la joven.
Agentes de la Dirección Central de Investigación (Dicrim) realizan las pesquisas a los fines de dar con los responsables de la muerte de la Dioskairy Gómez, que pese a los días del hecho, aún no se determinado las causas de su muerte por parte del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en San Francisco de Macorís.
“Me han destrozado la vida, no tengo palabras para definir el dolor de una madre al perder una hija”, se expresa la profesora Bernarda Ovalle Jiménez, madre de Gómez Ovalle.

No hay comentarios