Anuncio

República Dominicana ha sido azotada por 24 fenómenos atmosféricos en 20 años

SANTO DOMINGO. -República Dominicana, en los últimos 20 años ha sufrido la embestida por 24 fenómenos atmosféricos que han provocado pérdidas económicas millonarias, cientos de personas muertas, desbordamientos de ríos, inundaciones y zonas incomunicadas.
Resultado de imagen para Huracanes en República DominicanaEl periódico Diario Libre, publicado este jueves, recuerda que el  22 de septiembre de 1998, el territorio nacional fue atacado por el huracán George, de categoría 4, el cual afectó con mayor intensidad la región Este del país provocando daños en San Pedro de Macorís, La Romana, La Altagracia, El Seybo y Hato Mayor. En San Juan de la Maguana, el barrio Mesopotamia fue afectado por las aguas del río Yaque del Sur y el municipio de Tamayo fue cubierto por el agua y el lodo. Los reportes periodísticos dan cuenta que las pérdidas ocasionadas por Georges fueron estimadas en RD$35,000 millones y 250 personas muertas.
Para el 23 de agosto del año 2000, la tormenta tropical Derby afectó la región norte al moverse de forma paralela a las costas de Luperón y la Isabela, provocando lluvias y sin reportes de pérdidas humanas.
Dos meses después, el 6 de octubre del 2001, el huracán Iris causó grandes aguaceros y deslizamientos de tierra, matando a una mujer y sus dos hijos en Santo Domingo, al colapsar la vivienda donde residían.
El 10 de octubre del 2003, le tocó el turno a la tormenta tropical Mindy que se formó en el canal de la Mona tuvo vientos máximos de 81 kilómetros por hora y afectó la costa noroeste del país y luego se desplazó al Este dejando a su paso aguaceros y crecidas de ríos, arroyos y cañadas.
Ese mismo año, pero el 6 de diciembre, Odette una tormenta tropical, entró por el suroeste del país sobre cabo Falso Barahona provocando precipitaciones, deslizamientos de tierra, la muerte de ocho personas y daños considerables a la agricultura.
El 7 de septiembre del 2004, el huracán Iván, categoría cuatro entró al Caribe, dejó un saldo de cuatro personas muertas, al ser arrastrados por un fuerte oleaje en la autopista Las Américas, provocó daños menores a estructuras y viviendas.
Unos días después, el 16 de septiembre del 2004, afectó el país el huracán Jeanne, categoría uno, que a pesar de perder fuerza al entrar a tierra, causó crecidas e inundaciones en la llanura oriental, destruyó varios puentes y aisló, durante varios días, la zona turística de la región Este. Jeanne dejó pérdidas por RD$9,647 millones y once muertes.
El 7 de julio del 2005, el huracán Dennis dejó múltiples daños en barrios de la Capital y comunidades de Santiago, San Cristóbal, Higüey, Baní y La Vega, donde se registraron inundaciones. En gran parte del país ocurrieron lluvias intensas, desbordamientos de ríos y por lo menos dos heridos.
El 23 de octubre del 2005, la tormenta Alpha afectó las provincias de Barahona, Independencia y Bahoruco, con vientos máximos de 81 kilómetros por hora, se estima que ocasionó pérdidas a la agricultura superiores a los $150 millones.
El 3 de agosto del 2006, la tormenta tropical Chris provocó lluvias desde Punta Cana hasta la capital, sin pasar a mayores.
Un año después, el 18 de agosto del 2007, Dean huracán categoría 4, ocasionó la muerte de un adolescente de origen haitiano, destruyó cinco viviendas, derribó árboles y letreros, así como provocó el traslado a refugios de cientos de personas. El Malecón de Santo Domingo fue destruido parcialmente.
Ese mismo año, el 29 de octubre del 2007, la tormenta Noel con vientos sostenidos de casi 64 kilómetros por hora ocasionó grandes valores de lluvias que dejaron 73 personas muertas y más de 64,000 evacuados. El fenómeno provocó la destrucción del poblado del Duey en Villa Altagracia y el aislamiento de 39 comunidades de la región sur.
Todavía sin que el país se repusiera de sus estragos, el 11 de diciembre de ese mismo año, se registró fuera de temporada la tormenta Olga que dejó 14 muertos, 34,480 personas damnificadas y daños en 6,896 casas. Además de 76 poblados incomunicados, en Santiago el desfogue de la presa de Tavera causó estragos.
El 16 de junio del 2008, la tormenta Fay afecta el país por la provincia La Altagracia, causando la muerte de cuatro personas. Por sus lluvias fueron desplazadas 11,760 personas, afectó 446 viviendas dejó 30 zonas incomunicadas y cinco puentes y carreteras con daños considerables.
El 26 de agosto del 2008, la tormenta tropical Gustav entró por la provincia Pedernales, provocando la muerte de 8 personas debido a deslizamientos de tierra, unas 6,255 personas fueron evacuadas y más de 1,239 casas resultaron dañadas y 12 destruidas en su totalidad. Alrededor de 50 localidades quedaron incomunicadas debido a inundaciones.
Ya para el 3 de septiembre también del 2008, la tormenta Hanna estaba provocando intensas lluvias hacia las regiones norte y noroeste, así como en la capital. Centenares de familiares fueron desplazadas sin que se produjeran muertes.
Entre el 6 y 8 de septiembre del 2008, los reportes noticiosos indican que el huracán Ike, categoría dos, provocó en la República Dominicana la muerte de un agricultor, el desplazamiento de 11,915 personas, dos puentes destruidos y cinco carreteras bloqueadas.
Entre el 4 y 5 de noviembre del 2010, el huracán Tomás, motivó las evacuaciones de 8,400 personas, por las lluvias, 1,680 casas se vieron afectadas y en algunas zonas se registraron precipitaciones con valores de 263 y 228 mm respectivamente.
El 4 de agosto del 2011, la tormenta Emily llegó desorganizada al país, pero causó fuertes lluvias, causando las muertes de 3 personas ahogadas. Por la tormenta se desplazaron unas 7 534 personas en toda la nación y los daños fueron severos en la agricultura, aunque de manera concreta no se ofrecieron cifras.
Días después, el 22 de agosto del 2011, el huracán Irene, categoría dos, afectó la costa norte de la República Dominicana y produjo vientos con intensidad de temporal y lluvias prolongadas. Se desplazaron 31,900 personas, dejó 85 comunidades aisladas, afectó 2,300 viviendas, de ellas 16 casas totalmente destruidas.
El 23 de agosto del 2012, el huracán Isaac, categoría uno, en su paso por el Caribe, afectó el país y provocó las evacuaciones de más de 7,800 personas de las zonas bajas, incomunicó 10 zonas, destruyó 49 viviendas y dejó sin electricidad gran parte de Santo Domingo. Causó intensas lluvias en Azua, Barahona, San Juan de la Maguana y Elías Piña, en la zona Oeste y Suroeste del país, en Jimaní hizo colapsar la agricultura.
Aunque no impactó directamente el territorio nacional, el huracán Sandy, el 24 de octubre dejó intensas lluvias que provocaron la evacuación de 26,000 personas, 4,670 viviendas anegadas en diferentes zonas del país, 141 localidades incomunicadas y varios puentes destruidos. Las lluvias dejaron daños en la agropecuaria por RD$993.3 millones, según cifras oficiales.
El 28 de agosto del 2015, la tormenta tropical Erika afectó casi todo el país, dejando 823 hogares con daños y 7,345 personas desplazadas. Bloqueó 400 caminos y dejó muchos cortes de energía, causando pérdidas en la cosecha de plátanos por RD$400 millones.
El huracán Matthew, categoría 5, el 3 de octubre del 2016, dejó a su paso cuatro muertos, más de 200 casas destrozada y cerca de 18 mil personas desplazadas. Hasta que apareció Irma, Matthew era considerado el más potente en casi una década, que dejó a su paso por Haití al menos 573 muertos.

No hay comentarios