Anuncio

Donar sangre reduce en un 88% riesgo de sufrir infarto

SANTO DOMINGO.- Con la finalidad de seguir concientizando sobre la importancia que tiene la donación de sangre para salvar vidas, el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora impartió una charla a estudiantes del centro educativo San  Miguel Arcángel, ubicado en Villa Mella, en la que se les explicó que entre los beneficios de donar sangre está que se reduce en un 88% el riesgo de padecer un infarto. 
El hecho de que la sangre es un elemento indispensable para todos los seres vivos y que solo se sustituye con sangre, es lo que mueve a la dirección del doctor Amaury García Silverio a crear el Club de Donantes Voluntarios de Sangre en el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, para así comenzar a suplir la aguda necesidad de ese componente orgánico que tiene el centro médico. 
La ponencia estuvo a cargo del subdirector del Hospital Ney Arias Lora, el doctor Próspero Díaz, el gerente de Cirugía, doctor Alejandro Soto y Ana Guillén, de Laboratorio Clínico del centro. Además estuvieron presentes las gerentes de Servicio Social y de Laboratorio, Cristina Rosa Vásquez, Rossy García, respectivamente. 
A los estudiantes se les explicó que en el país existe una muy alta carencia de sangre, que se traduce en un déficit de unas 200 mil unidades de pintas de sangre, razón que obliga a ir resolviendo en el presente el problema en el presente, ya que en 20 años más de 40 mil jóvenes podrían morir por falta de sangre, luego de sufrir traumas, la mayoría producto de choques de tránsito. 
“El trauma no tiene hora, ni raza, ni sexo, ni color, el trauma no discrimina, por eso es importante tomar consciencia sobre este acto que debe ser voluntario y que ayudaría a salvar miles de vidas”, expresó el doctor Alejandro Soto. 
A los estudiantes se les invitó a replicar el mensaje entre sus amigos y familiares a los fines de que empiece a verse cambios en el banco de sangre del Hospital Ney Arias Lora. A ellos también se les informó que pueden donar las personas mayores de 18 años y menores de 65, además, las personas que tengan tatuajes, siempre y cuando haya pasado un año desde que lo hayan hecho. 
“Donar sangre contribuye a salvar vida de bebés prematuros, personas traumatizadas por choques de tránsito, pero además ayudar en pacientes que llevan tratamientos para combatir la leucemia, tumores, hemodiálisis”, dijo Ana Guillén mientras se dirigía a los adolescentes.

No hay comentarios