Anuncio

Dos dominicanos entre detenidos por decomiso 331 kilos de drogas en Barcelona, España

Imagen relacionadaBARCELONA, España.- La Policía Nacional intervino este jueves en Barcelona un total de 331 kilos de heroína de gran pureza, el mayor alijo de esta droga en España en este siglo, que habría servido para distribuir diez millones de dosis, valorada en el mercado negro en unos 120 millones de euros.
En la operación los agentes detuvieron a dos dominicanos y un ecuatoriano, de entre 30 y 45 años de edad, además de a un ciudadano español de origen turco, supuesto líder del grupo, todos ellos acusados de los delitos de tráfico de estupefacientes, tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal.
En rueda de prensa, el ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido, destacó la importancia de esta operación y felicitó la “minuciosa y profesional” labor de los agentes, que hallaron la droga escondida entre 7.800 sacos de cemento en polvo en nueve contenedores en el Puerto de Barcelona.
En la operación, que sigue abierta, la Policía Nacional detuvo a cuatro de los supuestos narcotraficantes que habían importado la droga, del tipo ‘brown sugar’, procedente de Afganistán, que llegó a a Barcelona en contenedores que habían salido de Turquía.
El ministro elogió a los agentes, ya que han logrado evitar una “gran transacción” de heroína, detenido a cuatro supuestos narcotraficantes de “alto nivel”, sacar dinero negro de circulación y proteger la salud de muchos ciudadanos, algunos de los cuales “habrían incluso perdido la vida” si los 10 millones de dosis hubiesen circulado.
El destino de la droga era su venta en varios puntos de Barcelona, como narcopisos, así como en otras localidades catalanas, españolas y capitales europeas, según el ministro, que destacó que, al estar la droga escondida entre polvo de cemento, no pudo ser detectada ni por los escáneres del Puerto ni por los perros adiestrados de la Policía.
Por este motivo, tras tener constancia de que la droga se ocultaba en nueve contenedores que llevaban ocho días en el Puerto, los agentes fueron rajando uno a uno los 7.800 sacos con 25 kilos de cemento en polvo cada uno, hasta encontrar los que, ocultos al final de los contenedores, contenían la droga.

No hay comentarios