Anuncio

Eduardo Estrella demanda Gobierno revise peaje sombra en carretera Samaná

SANTO DOMIGO.-El Presidente del Partido Dominicano por el Cambio (DxC), Eduardo Estrella, demandó de las autoridades revisar  el contrato de concesión de la carretera Santo Domingo a Samaná, ya que contempla un peaje sombra,  que no es más que una estafa al Estado dominicano.
Señaló que el ejemplo más palpable lo constituye que solo en el próximo año del presupuesto, el país tendría que pagar unos 2,800 millones de pesos a la empresa concesionaria, lo que evidencia que estamos ante un contrato lesivo para el interés nacional.
Dijo que con esa suma de dinero bien se podría construir 1,400 viviendas de dos millones de pesos cada una, en un solo año, lo que vendría a paliar el déficit habitacional de los municipios de esa zona y sería un aporte muy significativo a favor de familias de escasos recursos que no poseen vivienda en la región.
Expresó que esa suma es independiente del monto que cada vehículo que transita tiene que pagar de peaje tanto de ida como de regreso cuando utiliza la vía, siendo por demás el peaje más caro del país.
 Esta carretera se estima que costo US$222 millones siendo inaugurada en el 2008 y solo entre 2012-2017, según los registro del Ministerio de Hacienda, los contribuyentes han pagado US$324.8, con ese monto bien se pudo hacer dos carriles adicionales en esa vía y llevarla a cuatro carriles, lo que haría más seguro el tránsito por esa carretera que ha cobrado tantas vidas, precisó.
El presidente de DxC planteó que si no se actúa a tiempo este contrato va seguir sangrando las arcas nacionales, ya que solo el próximo año vamos tener que pagarle más de US$58 millones a la compañía que tiene la concesión y lo peor que el contrato con esta empresa es por 30 años y apenas llevamos diez.
Enfatizó que es hora de pedir cuentas y de que haya un verdadero régimen de consecuencia, que la justicia actúe de manera independiente donde los responsables sufran condenas y a su vez se recuperen los recursos que le pertenecen  al Estado producto del soborno y las sobre-evaluaciones.
Ya es hora que los dominicanos tengan autoridades que defiendan el país y no funcionarios que al momento de negociar contratos que comprometan fondos públicos como  Punta Catalina, Barrick Gold y la concesión de la carretera a Samaná, entre otros, parece que predomina en sus decisiones su bienestar personal y no la defensa del interés nacional, planteó.

No hay comentarios