Anuncio

Programa con Solidaridad asiste a 2 mil 422 mujeres víctimas violencia género

SANTO DOMINGO.- Dos mil 422 mujeres afectadas por la violencia de pareja o que se encuentran en condición de vulnerabilidad por una situación de maltrato, reciben terapia psicológica en las redes de apoyo que desarrolla la Vicepresidencia de la República a través del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) en diferentes comunidades del país, a los fines de prevenir el flagelo y mejorar su calidad de vida.
En estos encuentros, que sirven de espacio para que las féminas puedan compartir sus vivencias, revalorizar su ser, su autonomía y la relación que tienen con ellas mismas y las personas que las rodean, se aplica una guía de acompañamiento que permite atacar de manera puntual la violencia que se ejerce contra la familia y de género.  
Participar en los grupos de apoyo incide en que las afectadas tomen conciencia de su situación y eviten continuar siendo agredidas, según establece el informe de Sistematización de las Redes de Fraternidad de Mujeres de Prosoli, dado a conocer este jueves por la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño.
Al presentar el documento, la directora de Prosoli, Altagracia Suriel, dijo que la evaluación muestra que el 89.6 por ciento de las mujeres que son asistidas en los grupos dijeron no haber recibido maltrato después de asistir a los mismos, y resaltó el interés de la Vicemandataria por impulsar iniciativas encaminadas a reducir los conflictos y mejorar las condiciones de vida de las familias.
“De ese 10 por ciento que afirmó que sigue recibiendo maltrato, un 30 por ciento de las mujeres dijo que buscó protección, un 38 por ciento lo denunció ante las autoridades y un 30 por ciento se separó de la pareja. Es decir que el programa ha movido a acciones contundentes por parte de las mujeres que están participando en esta iniciativa”, enfatizó.
De su lado, Caroline Pujols, una de las participantes del proyecto narró el abandono del que fue objeto por parte de su padre cuando niña, y describió el odio y rencor con que creció por no entender lo que le ocurría. Dijo que después de sanar sus heridas buscó a su padre, se perdonaron y reconciliaron y ahora ambos están orgullosos de su relación.

No hay comentarios