Anuncio

Puerto Rico trata de olvidar y avanza en recuperación de la devastación más grandes causada por huracán a la isla

Resultado de imagen para San Juan, Puerto Rico, actualmenteSAN JUAN.-La población de Puerto Rico trata de olvidar la temporada de huracanes 2017 del Atlántico que hoy termina, en la que fue devastado por lo ciclones Irma y María, que dejaron pérdidas millonarias, infraestructuras destruidas, cerca de 60 muertos, desempleo y éxodo masivo hacia Estados Unidos.
Resultado de imagen para Labores de recuperación de Puerto Rico tras paso poderoso huracánAunque el ciclo de estos fenómenos tropicales arranca el 1 de junio, no fue hasta el mes de septiembre -el pico de la temporada- específicamente el día 6, cuando Irma, de categoría 5, dejó sentir sus efectos en la isla provocando que miles de personas quedaran sin servicio de electricidad.
Dos semanas más tarde y con aún con 80.000 personas esperando a que el servicio de electricidad en sus hogares se restableciera por el paso de Irma, llegó María, el huracán más potente que haya pasado por Puerto Rico desde San Felipe, en 1928.
María arribó a la “Isla del Encanto” en horas de la noche del día 19, pero no dejó sentir sus potentes vientos de categoría 4, de 155 millas por hora (250 kilómetros por hora), hasta el día siguiente.
El ciclón arrancó miles de techos de zinc, casas de madera, dejó a la isla completamente sin servicio de electricidad y al 80 % sin agua potable.
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, declaró a la isla como zona de desastre y pidió ayuda del Gobierno de Estados Unidos, del cual es territorio no incorporado.
Hasta el pasado día 24 la Guardia Nacional y la reserva del Ejército de EE.UU. distribuyeron en Puerto Rico más de 50 millones de litros de agua y 30 millones de raciones de comida.
Puerto Rico, que antes del paso de María cargaba con una deuda pública de más de 70.000 millones de dólares, quedó totalmente devastada por María, aunque los habitantes de la isla trataron de colaborar en las tareas de reconstrucción.

No hay comentarios