Anuncio

Pedro Brand sometido al abandono por sus autoridades municipales; Cuestionan rol de regidores y la oposición

-Pese a los cuantiosos recursos que durante siete años y 6 meses de administración municipal, son pocos los logros a exhibir , principalmente en obras de infraestructuras consideradas prioritarias para Pedro Brand, cuyo Alcalde prometió convertirlo en municipio modelo, pero en cambio podría catalogarse en una de los atrasados y abandonados de la provincia de Santo Domingo.Cabildo siquiera cuenta con local y la comunidad sin mercado y matadero municipal.

Por Leoncio Bautista
(Editor de El Informador Dominicano.Com)
PEDRO BRAND.-El alto nivel de desatención e incumplimiento de sus obligaciones por parte de la Alcaldía de este municipio de la provincia Santo Domingo, es atribuible a la debilidad institucional en esa institución , a incapacidad de su titular  y a la débil presión de los munícipes, muchos de los cuales , al parecer , desconocen sus derechos como contribuyente a través del pago de impuestos.
La inobservancia a normativas que regulan el quehacer municipal, podría asociarse, además, al pésimo rol del Concejo de regidores, quienes en opinión de gran parte de la comunidad, se han convertidos en especie de sello gomígrafos a merced del Alcalde Ramón Pascual Gómez (El Mello), quien administra los recursos como si se tratase de un patrimonio personal o familiar.
Las distintas partidas asignadas en el presupuesto para las diversas funciones como son: pago de nómina, gastos varios, inversiones en obras y asistencia social, entre otras, son administrados a discreción del ejecutivo municipal, sin rendir cuenta al órgano normativo, la Sala Capitular.
Con algunas excepciones, como es el caso de una edil de oposición, los ediles en las pocas sesiones realizadas se limitan a levantar las manos para aprobar lo sometido a sus consideraciones por el síndico, quienes según se rumorea les retribuiría con algunas prebendas .
El presupuesto supuestamente participativo que es aprobado mediante consenso es convertido en simple pedazo de papel, ya que el ejecutado el mantiene bajo las mangas el Alcalde, y los recursos consignados se invierten en renglones no prioritarios para la comunidad, en gran medida en gastos superfluos .
Pese a que de manera reiterada el Alcalde Pascual Gómez, ante y durante la pasada campaña electoral y cuyos comicios resultó reelecto en un proceso cuestionado por la oposición, prometió la realización de varias obras fundamentales para el municipio, esas palabras se las llevó el viento huracanado de una administración municipal  cuestionada un amplio sector de la colectividad.
Entre las obras prometidas estuvieron la construcción de un mercado municipal, un matadero, un local para el Ayuntamiento, reparación de calles, aceras, contenes , encaches de cañadas y reconstrucción de pequeños puentes inter-barriales, así como canchas deportivas , entre otras infraestructuras.
Munícipes consultados cuestionan además, que el Alcalde desatienda sus obligaciones básicas ante la comunidad como es el servicio de recogida de basura, el ornato y limpieza de cañadas, entre otras acciones, exponiendo al ciudadano a contraer enfermedades.
El cuestionamiento proviene no solo de la oposición, sino de muchos de los abanderados y ex aliados del Alcalde, entre ellos empleados municipales y miembros del Partido de la Liberación Dominicana y otras agrupaciones políticas que respaldaron su reelección mediante el pacto de alianza suscrito en las pasadas elecciones.
Se atribuye al ejecutivo municipal no solo de incumplir con la cuota de empleos que les prometió a esos aliados, sino de cancelar y maltratar a empleados de su propio partido, el Revolucionario Dominicano.Varios dirigentes de esa agrupación, entre los que cabe mencionar Andrés Beato Peñaló, Sergio Batista  y otros, fueron despedidos sin justificación.
Cuestonan además que los empleados del cabildo no tengan seguro médico y plan de retiro, mientras que el salario que se paga a los empleados municipales, la mayoría no es siquiera con el monto mínimo.
Aunque El Mello alega no disponer de recursos necesario para cumplir con muchas de sus obligaciones, sus críticos alegan que si aparece dinero suficiente para fiestas, francachelas y otras actividades egocéntricas, organizadas para el ejecutivo municipal, familiares y sus aláteres .
No obstante, el funcionario y sus cercanos colaboradores se burlan del pobre desempeño de la oposición política en el municipio, quienes limitan sus críticas en las redes sociales, muchas de las cuales son contrarrestadas por unos cuantos interactivos al servicio del Alcalde.














No hay comentarios