Condenan a 30 años de prisión asaltantes mataron comerciante para robarle en barrio Cristo Rey de Santo Domingo

Resultado de imagen para cárcel de la victoria república dominicanaSANTO DOMINGO.-A solicitud de la Fiscalía del Distrito Nacional, los jueces del Cuarto Tribunal Colegiado condenaron a la pena máxima a Natán Reyes Fermín (a) Bolito y a Franklin Mentor Rincón (a) El Mono, acusados de quitarle la vida al señor Cristino Adames Joaquín para despojarlo de su arma de fuego.
El suceso se produjo en fecha 28 de junio del 2016, alrededor de las 12:00 AM, en la calle Retiro del sector Cristo Rey, mientras la víctima y su hija Ana María Adames se encontraban afuera del colmado Paola, propiedad del occiso, y su otro hijo Cristian Adames estaba en el billar al lado del establecimiento. En ese momento se presentaron los condenados, portando ilegalmente armas de fuego y le dispararon varias veces al comerciante, según narra la acusación.
Los procuradores fiscales litigantes María Silvestre y Johnny Núñez indicaron que la víctima sacó su pistola para intentar defenderse, pero el acusado alias Bolito le disparó, provocando que el señor se cayera al piso. Cuando la hija de Adames Joaquín fue a socorrerlo, el condenado conocido como El Mono le disparó a la joven, sin lograr herirla pues su hermana la arrastró hacia su casa, para protegerla de los malhechores.
De inmediato, el condenado Mentor Rincón también realizó varios disparos al joven Cristian, por lo que éste tuvo que refugiarse entrando al billar para no ser impactado por las balas. Rápidamente, el asaltante sustrajo el arma del señor Cristino y le propinó un disparo a quema ropa en la cabeza, huyendo por un callejón, según detallaron los fiscales.
Tan pronto se dejaron de escuchar los disparos, los hijos del occiso salieron nuevamente a socorrer a su padre. La joven Ana María se dirigió hacia un callejón que conecta con el lugar por el cual escaparon los asaltantes y pudo verlos con la pistola de su padre.
A causa de los actos cometidos por los condenados conocidos como Bolito y El Mono en perjuicio de la víctima Adames Joaquín, éste falleció en un centro de salud, donde fue llevado por sus hijos.
El Ministerio Público otorgó al caso la calificación jurídica de asociación de malhechores, homicidio, robo agravado y porte ilegal de arma de fuego, delitos previstos y sancionados en los artículos 265, 266, 295, 304, 379 y 385 del Código Penal Dominicano y en los artículos  2, 3 y 39 párrafo III de la Ley 36-05.

No hay comentarios