Restos del doctor Ramón Pina Acevedo son velados en Funeraria Blandino

Resultado de imagen para Abogado Ramón Pina AcevedoSANTO DOMINGO.-Eran velados este jueves en la Funeraria Blandino de la avenida Abrahan Lincom de la capital dominicana, los restos del reconocido abogado Ramón Pina Acevedo, quien falleció ayer a los 96 años luego de sufrir una caida en su residencia y fuera recluido en el Hospital Traumatológico Doctor Ney Arias Lora.
Por la funeraria han estado desfilando diversas personalidades, así como legisladores, miembros de la cúpula del PLD y de otras organizaciones políticas, incluido de oposición, empresarios, religiosos, abogados y otros profesionales.
El deceso de Pina Acevedo, padre de César Pina Toribio, embajador de República Dominicana en Argentina, fue comunicado por Francisco Benzán, de su oficina, ubicada en la avenida Independencia #56, Distrito Nacional.
Pina Acevedo se graduó en derecho en 1946, fue procurador general de la República, diputado y diplomático y también escribió varios libros, entre ellos Apuntes Jurídicos. Néstor Arroyo, abogado y colaborador de elCaribe, dijo que Pina Acevedo era un maestro indiscutible del derecho dominicano.
“El doctor Ramón Pina Acevedo era toda una leyenda en el foro, teniendo casi el consenso de sus pares, lo cual es algo sumamente difícil, de que era el más completo jurista del derecho dominicano. Siendo un referente por su carácter firme, sus pronunciamientos fuertes, muchas veces ríspidos, y por ser un cultor de la amistad”, dijo.
En su ejercicio profesional, Pina Acevedo estuvo presente en varios de los más importantes procesos jurídicos nacionales, que incluyen la defensa de los doctores Balaguer y Peña Gómez; la defensa del Banco Central de la República Dominicana y la Superintendencia de Bancos en el proceso del “Baninter”; la “representación del Estado en el juicio seguido al expresidente de la República Dr. Salvador Jorge Blanco”; y, para solo nombrar uno más: “la defensa y representación de Doña Mercedes Reyes Viuda Mirabal, madre de las Hermanas Mirabal, en el juicio seguido a los asesinos de dichas hermanas”.
También hizo una dilatada carrera en la administración pública que incluyó secretario de Estado, asesor legal del Ayuntamiento y del Senado, procurador general de la República y diputado al Congreso Nacional, entre otros.
En la Academia su labor fue también larga y destacada. Inicia como profesor de Derecho Penal II de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santo Domingo en 1958. Y, en la Universidad Eugenio María de Hostos, llegó a ocupar el decanato de la Facultad de Ciencias Jurídicas en 1982.
Como escritor publicó más de 10 obras, entre estas su clásico “Apuntes Jurídicos” y, en septiembre de 2015: “Pensamientos y Dinámica de la Interpretación Jurídica”. El Partido Reformista Social Cristiano, del cual fue militante, lamentó la partida del jurista en su cuenta de Twitter.

No hay comentarios