Lula da Silva se convierte en primer presidente de Brasil preso por corrupción

Resultado de imagen para Lula da Silva, primer presidente preso en brasil por corrupción
SAO PAULO, Brasil.- El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) sacó a 28 millones de brasileños de la pobreza y elevó la imagen del país en el extranjero, pero ahora, casi una década después, el obrero metalúrgico pasará a la historia como el primer mandatario de Brasil encarcelado por corrupción.
Lula, un icono de la izquierda y quien llegó a ser uno de los líderes más populares del planeta, anunció hoy que cumplirá con el auto del juez Sergio Moro y se entregará para ingresar en prisión.
Atrapado por las garras de la Justicia, el exsindicalista fue condenado por un tribunal de segunda instancia a 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero por recibir un apartamento en la playa a cambio de favores a una constructora durante su gestión pública.
Con su encarcelamiento, el Partido de los Trabajadores (PT) quedará huérfano de su principal referencia, tan solo dos años después de que la entonces presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, fuera destituida por el Congreso por unas irregularidades en las cuentas públicas.
En contextos y por razones diferentes, Lula y su ahijada política han sido apartados del escenario político y han dejado al PT desamparado, sin un “plan B” para las elecciones presidenciales del próximo octubre, en la que el exmandatario lidera todas las encuestas demoscópicas.
Brasil verá por primera vez a un presidente encarcelado por corrupción, aunque la prisión ha sido el destino de varios mandatarios sospechosos y acusados de delitos políticos, en medio crisis y golpes.
En la historia del país, un presidente en el ejercicio del cargo fue preso, Washington Luís (1926-1930), mientras que otros tres políticos fueron encarcelados después de dejar la Presidencia.
Todavía en la vieja República (1889-1930), el presidente Hermes da Fonseca, que gobernó Brasilentre 1910 y 1914, fue detenido siete años después de dejar el sillón presidencial al cuestionar una decisión del Gobierno.

No hay comentarios