Madre de estudiante dominicano asesinado por pandilleros en El Bronx agradece Alcaldía de Nueva York por designar calle con hombre de la víctima

NUEVA YORK.-Al participar en el acto de rotulación de una calle con el nombre y rostro del joven dominicano Lesandro Guzmán ¨Junior¨, asesinado por miembros de una pandilla en El Bronx, la madre agradeció la distinción a la Alcaldía y otras autoridades del condado.
Frente a un mural con el rostro de  “Junior”, de 15 años,  decenas de personas y familiares de la víctima asesinada el pasado mes de junio, asistieron al acto de anuncio de una calle con su nombre en el Bronx, Nueva York.
Entre los asistentes estuvo su madre, Leandra Feliz, quien agradeció al Consejo de la ciudad de Nueva York por sustituir el nombre de la calle 183 con la avenida Bathgate, donde fue asesinado su hijo.
“Este honor hará que las personas recuerden la calle donde murió mi hijo, quien fue brutalmente asesinado, y que no recibió ayuda de nadie. Las personas necesitan tener más amor en el corazón y hacer algo mejor. Ellos pudieron hacerlo, pero nadie hizo nada”, manifestó la madre.
También dijo que está feliz por el homenaje,  “pero quiero más, quiero justicia para mi hijo”.
“Estoy muy muy feliz por este honor para mi hijo, les agradezco mucho a Ritchie Torres por tomar esta calle en honor a mi hijo. Quisiera hacer algo para parar la violencia, ayudar a las personas para que estas situaciones no pasen otra vez. Perdí a mi hijo, y aunque no volverá a mi lado y lo extraño mucho, quiero ver la justicia para mi hijo”, expresó la madre.
El concejal de la ciudad de Nueva York, Ritchie Torres, dijo que las personas que viven en el Bronx están acostumbradas a ver violencia, sin embargo el asesinato del adolecente a manos de “Los Trinitarios” no debería ser un hecho que se deba pasar por alto.
“La cosa es que cuando vives en el Bronx estás acostumbrado a escuchar historias de tiroteos y eso te hace insensible, pero lo que le pasó a Junior fue tan chocante y tan trágico que nos hizo reflexionar que este tipo de cosas no pueden resultar insensibles para nosotros y no podemos aceptarlo como si fuera normal, tenemos que levantarnos en vez de quedarnos a un lado”, indicó Torres en una rueda de prensa.
Además manifestó que está orgulloso del legado de Junior, quien a pesar de haberse ido a destiempo, fue un joven ejemplar y que quería un cambio para el mundo, y lo hizo.
“Las imágenes de la muerte de Junior nos recuerdan a las imágenes de Emmett Till (un adolescente negro asesinado en 1955) que fueron fuertes en su tiempo. Esto nos ha hecho más atentos y más despiertos al grito de horror de la violencia de pandillas”, manifestó Torres.

No hay comentarios