Miles de personas acuden a los cementerios en Día de Los Padres; Blandino recuerda a fallecidos con “Jornada de la Luz”

REPÚBLICA DOMINICANA.-Miles de personas han estado frecuentando este domingo los cementerios ubicados en la capital dominicana, El Gran Santo Domingo, Santiago y las demás provincias y municipios del país, en ocasión de conmemorarse El Día de Los Padres.
Hombres, mujeres y niños han estado acudiendo a los camposantos a llevar flores, encender velas y velones a las tumbas de sus padres y abuelos  cuyos restos yacen allí.
En los cementerios ubicados en la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional, también se observó a muchas personas limpiando y pintando los nichos. 
En las principales entradas a los cementerios Cristo Redentor, Nacional de La Máximo Gómez, Cristo Salvador, de Cristo Rey, entre otros, vendedores de flores, velas, velones y otras mercancías alusivas a los difuntos, permanecían ofertando sus ventas.
Asimismo, desde ayer sábado hasta hoy en la mañana se ha observado un incremento en el tránsito por las principales autopistas y carreteras del país, debido a que muchos ciudadanos se desplazaron a los distintos pueblos para conmemorar el Día de Los Padres.
La Blandino recuerda los padres fallecidos con su tradicional “Jornada de la Luz”
Fiel a su tradición y su servicio a la comunidad, Blandino recordó la memoria de los padres fallecidos con su acostumbrada  Jornada de Luz, efectuada en los camposantos durante los días de los padres, las madres y los fieles difuntos.
En esta ocasión, dirigió la Jornada Fernando Arredondo, presidente  del Grupo Blandino, quien resaltó el compromiso de la empresa con la familia dominicana, como reconocimiento a sus leales nexos durante más de ocho décadas.
Un equipo de empleados de Blandino entregó a los deudos que visitaban los camposantos de sus deudos agua embotellada, velas y velones así como material impreso con frases motivacionales y de aliento a los cientos de personas que suelen visitar los cementerios en estas ocasiones.
Como es costumbre en ocasiones especiales, Blandino instaló carpas a la entrada de los cementerios de la avenida Máximo Gómez yCristo Redentor como centro de acopio y entrega de los presentes a las personas que acudían al camposanto.
Desde distintos barrios, comunidades y otros entornos cientos de personas se desplazaron hacia los cementerios de la capital para reencontrarse con los restos de los padres fallecidos.

No hay comentarios