Dominicanos en ciudad Nueva York lamentan muerte senador John McCain

Por Ramón Mercedes 
NUEVA YORK.- Dominicanos residentes en esta ciudad lamentaron profundamente la muerte del senador republicano por Arizona, John McCain, fallecido el pasado sábado víctima de un cáncer cerebral. 
Todos los encuestados, entre ellos el congresista Adriano Espaillat, el periodista William Jiménez, el locutor Francis Méndez, Alberto Jiménez, directivo de “Prensa & Comunidad (Prenco), David William, activista comunitario y el politólogo Francisco Spies, entre otros, coincidieron en manifestar que el fenecido senador fue un héroe para en los Estados Unidos. 
Destacaron su heroísmo al pelear en la guerra contra Vietnam, siendo prisionero por varios años y cuando iba a ser puesto en libertad, por su papá ser Almirante de la Marina de Guerra, no aceptó a no ser que liberaran hasta el último soldado norteamericano. 
El congresista Espaillat precisó también “tuvo un historial impresionante y como senador fue un hombre que siempre puso el bienestar del país por encima, incluso de su partido republicano”. 
Mientras que el periodista Jiménez sostiene que “con su muerte el pueblo estadounidense pierde a su más fierro defensor de los ideales y batallas que siempre ha luchado. Su muerte deja desprotegidos a los inmigrantes y por quienes luchó toda su vida, a tal punto que aun siendo republicano enfrentó de forma decidida al presidente Donald Trump y su política antiinmigrante”. 
Alberto Jiménez, directivo de Prenco: “fue un ciudadano y político ejemplar de EE.UU, siendo militar cumplió con todos los estamentos y desde el Congreso ofreció una labor excelente a favor de los intereses norteamericano, los hispanos e inmigrantes”. 
Para el locutor Méndez con la muerte se pierde uno de los principales líderes de EE.UU. “Siempre creí en él, es tanto así que no voté por Trump porque McCain dijo el día de las elecciones “voy a ver las elecciones por la televisión y así lo hice también”, afirmó el hombre del micrófono. Añadiendo, fue un ser humano muy especial, un excelente político y defendió los mejores intereses de esta gran nación”. 
Para Spies tenía una conciencia muy diferente a la filosofía de su partido, se preocupaba mucho por los problemas sociales y por la igualdad para todos, fue un real luchador por la clase desposeída en los EE.UU, un abanderado de los derechos humanos y defensor de los inmigrantes. 
Mientras que el activista comunitario Williams precisó que en el marco democrático nunca pareció ser un republicano, siempre actuó y pareció un hombre independiente por las líneas que respaldaba y en la mayoría de los casos estaban en contra de su mismo partido (republicano), combatió las injusticias y fue un defensor a carta cabal de los inmigrantes. 
En meses pasados decenas de dominicanos en el Alto Manhattan expresaron que tenían en oración permanente al senador, de 81 años, porque se caracterizó en defender los hispanos e inmigrantes en EE.UU, recordando que en el 2013 logró aprobar en el Senado un plan de reforma migratoria que incluía una vía de legalización para millones de indocumentados, incluyendo miles de quisqueyanos.

No hay comentarios