Dominicanos recuerdan hoy el 55 aniversario del derrocamiento del presidente de la República, profesor Juan Bosch

SANTO DOMINGO.-La población dominicana recuerda este martes el 55 aniversario del derrocamiento del presidente constitucional de la República Dominicana, profesor Juan Bosch,perpetrado el 25 de septiembre de 1963, después de sólo siete meses en el cargo.
Bosch, político y afamado escritor, fue derrocado mediante un golpe de Estado encabezado por el coronel Elías Wessin y Wessin y sustituido por una junta militar de tres hombres.
El fundador del PLD y el PRD, había retornado al país luego del ajusticiamiento de Trujillo en 1961 y fue electo presidente en diciembre de 1962 por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), asume la presidencia el 27 de febrero de 1963 y tras ser derrocado se fue abortando la vigencia de una Constitución progresista basada en las libertades y la justicia social.
El hecho se evidenció el 20 de septiembre de 1963 cuando los grupos empresariales convocaron una huelga general que paralizó el país por dos días.
La huelga fue interpretada como una señal para los militares, de que había llegado la hora de realizar el golpe de Estado que habían planificado.
Las consecuencias para el pueblo dominicano no se hicieron esperar, el caos y la incertidumbre se apoderaron de las calles, los militares con armas en manos se apoderaron del ambiente.
Cinco días después, el 25 de septiembre de 1963, Bosch fue derrocado y reemplazado por un triunvirato.

El triunvirato
El triunvirato fue presidido por el doctor Emilio de los Santos, además lo integraban los también doctores Ramón Tapia Espinal y Manuel Tavárez Espaillat.
Los tres sirvieron de instrumento a los sectores golpistas y anti-democráticos.
El doctor de los Santos fue miembro de la Junta Central Electoral que proclamó el triunfo de Bosch en los comicios de 1962, mientras que Tapia Espinal, pertenecía a la firma de abogados de Rafael F. Bonnelly, expresidente del Consejo de Estado.
El ingeniero Tavárez Espaillat formaba parte de los principales círculos económicos y financieros del país.
La composición del nuevo gobierno demostraba el camino que seguiría, que fue el de rechazar las reformas que Bosch pretendió establecer en el país.


No hay comentarios