Centro Hermanas Mirabal impide caseros Alto Manhattan, Nueva York desalojen dominicanos por la fuerza

Por Ramón Mercedes      
NUEVA YORK.- Dos familias dominicanas se salvaron de ser desalojadas de forma ilegal y por la fuerza de sus apartamentos por parte de caseros arbitrarios, gracias a la intervención del Centro Comunitario Hermanas Mirabal (212-234-3002), que dirige Luis Tejada. 
Los violentos intentos de desalojos tuvieron lugar la semana pasada en los edificios 617 W de la calle 143 y  507 W de la calle 175, en los sectores de Hamilton y Washington Heights, en el Alto Manhattan. 
Fueron impedidos luego que los afectados llamaran al Centro Comunitario y Tejada, considerado en el Alto Manhattan como el más conocedor sobre el sistema de vivida de NYC, llamó la policía, le explicó la ley y el abuso que querían cometer, obligando a los caseros desistir de sus intenciones y proceder por los canales correspondientes. 
Image result for Luis Tejada., director Centro Comunitario Hermana Mirabal de ManhattanTejada explicó que en el primer caso el casero entró sin autorización al apartamento, bajó los interruptores de la luz e intentó sacar por la fuerza a una joven y su hija, mientras su padre se encontraba en el trabajo. 
En el segundo caso, la familia había viajado a la República Dominicana para sepultar los restos de la abuela, a nombre de quien está el contrato de alquiler. El casero sin averiguar rompió la cerradura e instaló otra. 
“Esa acción viola todos los preceptos de la ley de vivienda, los cuales establecen si algún familiar reside por más de dos años consecutivos en el apartamento tiene derecho a heredar el contrato de alquiler”, explicó. 
Ante la negativa del propietario de echar hacia atrás la medida, la inquilina sometió al casero en la corte de vivienda y conjuntamente con el Centro,  llamaron a la policía para que el manager del permitiera el regreso de la inquilina; éste se negó a ejecutar la orden de la Policía, quienes ordenaron al Centro Mirabal y a la inquilina romper la puerta y entrar al apartamento. 
Asimismo, el detective encargado del caso, le dejó saber al manager que procedía a solicitar una orden de arresto en su contra por no acatarse a la ley y no cooperar con el departamento de Policía. 
“El casero tendrá que responder frente a un juez en la corte de vivienda por este abuso, a lo que estaría expuesto a ser apresado y recibir una multa por más de 25 mil dólares”, enfatizó Tejada, quien afirmó que seguirá defendiendo los inquilinos. Sugirió a quienes sean víctimas de prácticas ilegales acudir a su oficina, ubicada en el 618 W de la calle 142, con teléfono 212-234-3002.



No hay comentarios