Cunde temor en población del Cibao y la Línea Suroeste por temblores de tierra atribuidos a fallas tetónicas

REPÚBLICA DOMINICANA.-Los temblores de tierra que se produjeron hace un par de semanas y que sacudieron Haití y pueblos del Cibao, incluidos de la zona fronteriza, ha provocadotemores y a recordar la vulnerabilidad de la zona.

La situación es tal, que cada vez que ocurre un temblor de tierra se disparan las alarmas, las autoridades se ponen en acción y la gente recuerda que se deben tomar precauciones. Aunque se tiene la experiencia de terremotos y desde hace muchos años se habla del a probabilidad de que ocurra un sismo de gran magnitud, muchos lo olvidan y retoman el tema solo cuando vuelven a sentir un movimiento de tierra.
Esta vez ocasión, instituciones de servicios y centros educativos han vuelto a solicitar que equipos de la Defensa Civil realicen simulacros y ofrezcan charlas de orientación a sus empleados o estudiantes de escuelas y colegios para que sepan que hacer durante o después de un movimiento telúrico.
Advertencias de geólogos
Los geólogos Orlando Franco y Rafael Corominas Pepín, hace unos años advirtieron que la provincia Santiago es atravesada por varias fallas y que en cualquier momento se podía producir un sismo de gran magnitud. Durante sus existencias estuvieron al frente de una campaña permanente para que se tomaran medidas a la hora de hacer nuevas construcciones y se reforzaran las que ya se habían levantados, como escuelas y hospitales construidas en zonas vulnerables y sin tomar en cuenta esta amenaza.
De su lado el educador Orlando Franco, en recorridos realizado tras el rastro de la falla septentrional, resaltaba que a diferencia de otros países, este era el único en que la gente podía caminar sobre ella, ya que en la mayoría de los casos están en el mar. Iniciaba al lado de la escuela Sergio A. Hernández, en Tamboril, recorría varios puntos del municipio, cruzaba la avenida Circunvalación Norte, hasta llegar a Gurabo.
En este último punto el geólogo Orlando Franco, en coordinación con el ayuntamiento y el CODIA dejó colocada la primera señal para identificar el rastro de la falla. Para el profesional era importante que la gente conociera estos detalles y que todos los puntos fueran señalizados para que se supiera que hacer a la hora de que un movimiento afecte la zona.
Su preocupación, junto a diversas iniciativas desarrolladas por la regional norte del Codia, gremio que organizó en esta ciudad varios eventos con expertos internacionales relacionadas con el tema, despertó el interés y esto hizo que se iniciaran algunas campañas de orientación, de manera directa y a través de algunos medios de comunicación.
De acuerdo con el director del Instituto Sismológico de la UASD, en el país ha temblado la tierra más de 600 veces en lo que va de año.

No hay comentarios