Desempleo, delincuencia y falta de lugares de sanos esparcimientos , principales carencias en el municipio Pedro Brand

PEDRO BRAND, Santo Domingo.-El desempleo y la falta de centros de sanos esparcimientos son las principales carencias que afecta a la juventud de este municipio.
Mientras crece la tasa de desempleo, aumenta la delincuencia fomentada por los vicios, mientras muchos jóvenes y adolescentes se sumergen en la vagancia , y por ende, en la pobreza extrema.
Aunque en el entorno al casco urbano funcionan instalaciones industriales y otros tipos de negocios, la mayoría de los trabajadores especializados procedentes de otras localidades.
Para subsistir , muchos jóvenes y adultos se ven compelidos a incorporarse al moto-concho, mientras otros deben desplazarse a la capital y al Gran Santo Domingo, a realizar trabajos duros y pocos remunerativos.
Cientos de familias residentes en Pedro Brand y los distritos La Guáyiga y La Cuaba, dependen directamente del motoconcho , de labores domésticas , el pluriempleo, incluido en bancas de loterías , entre otras.
Las principales fuentes de trabajo de calidad y estabilidad son el área de la educación en la que una considerable cantidad de maestros laboran en centros escolares, así como personal para médico insertado en el hospital general Doctor Rodolfo de la Cruz Lora, ubicado en el centro de la población.
Pese haberse registrado un crecimiento de las actividades económicas con el surgimiento de una serie de establecimientos comerciales e industriales, así como el levantamiento de varios residenciales, el bienestar no se refleja en la mayoría de los munícipes de Pedro Brand.
En el ámbito de la recreación, depende principalmente de algunas actividades deportivas realizadas en el Salón Multiusos y otras instalaciones .La población carece de un parque de municipal, de cine, de banda de música.
Las actividades de diversión nocturna se limita a varias discotecas y colmadones  frecuentados, mayormente por jóvenes y adolescentes.El tráfico y consumo de estupefacientes, también tiende aumentar, al igual que la delincuencia, lo que preocupa a entidades religiosas y a las autoridades.
Muchos jóvenes desempleados usan como principal pasatiempos la conexión en las redes sociales.

No hay comentarios