Critican levantamiento de restricción a la venta de bebidas alcohólicas en RD

Por Juandy Gomez
SANTO DOMINGO.-La medida del Ministerio de Interior y Policía de levantar la restricción desde el 1 de diciembre hasta el 7 de enero del próximo año ha provocado que autoridades religiosas y diversas personalidades del sector salud que consideran una incitación al desorden en una época donde se incrementan los accidentes automovilísticos.
Monseñor  Jesús Castro Marte Obispo Auxiliar de Santo Domingo y director nacional de la Pastoral de Salud manifestó que a pesar de que “ el espíritu de la restricción respecto del horario de expendio de bebidas alcohólicas en la República Dominicana tiene varios propósitos, todos ellos nobles, encaminados a fortalecer la protección y la seguridad ciudadana; así mismo disminuir las lesiones y muertes que resultan mediadas por el alcohol en un desorden que parece no importarle a nadie cuántos mueren en accidentes de tránsito, cuántas son las victimas que no volverán a caminar como secuela de un choque de tránsito”.
“Con la restricción del horario para la venta de bebidas alcohólica se beneficia tanto  el ser humano, el núcleo familiar, la propiedad pública y privada de nuestra nación, disminuyen las víctimas de los crímenes y delitos que se acometen en las altas horas de la noche y entrada la madrugada”, puntualizó Castro Marte.
Destacó que “ son muchas las razones que pudiéramos seguir esbozando del beneficio de esa medida por lo que resulta a todas luces descabellado, insensato, irresponsable e inoportuna que un momento de encuentro familiar y reflexión del nacimiento del niño Jesús estemos con esa odiosa medida haciendo todo lo contrario ,enlutando, la nación. Rechazamos esa medida y apelamos a la sensatez de nuestras autoridades”.
En ese mismo sentido, el director de Asuntos Públicos para el Área del Caribe de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el señor Rafael G. Gutiérrez, dijo que “creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley” (Artículo de Fe 12), por tanto, consideramos que el Estado y las autoridades competentes son soberanos en las tomas de sus decisiones y nosotros las respetamos.
Sin embargo, dejó claro que “al observar la medida de liberar el expendio y consumo, tanto público como privado de bebidas alcohólicas durante el período navideño” no puede tener otra razón que la de promover un propósito comercial.
Dijo que “ a pesar de que una minoría de comerciantes y propietarios de lugares de expendio de bebidas alcohólicas y otros entretenimientos asociados con el consumo de alcohol se beneficiarán de esta medida, sería a la vez justo preguntarse si los beneficios generados justifican las pérdidas humanas, las tragedias familiares y el drama que esto representa justifica los medios” .
Antes que oponernos a la medida, preferimos hacer un llamado a las autoridades para que ponderen con más detenimiento la medida y sus efectos, especialmente porque estudios registran que el mes del año con la mayor cantidad de muertes por accidentes de tránsito asociados con el consumo de alcohol es el mes de diciembre.
Nosotros hemos realizado iniciativas para promover la educación y la seguridad vial, especialmente durante la Semana Santa, otra temporada en la que hay un pico en la cantidad de accidentes de tránsito e ingesta de alcohol, pero no es suficiente. Se requiere una política de estado, mayores regulaciones y una aplicación más eficaz de la ley. De manera especial, considerar el factor agravante que representa hoy en día el uso de celulares al conducir.
El presidente del Colegio Médico Santiago, el Dr. Luis Faringthon, dijo “es una medida  populista porque  la reglamentación establece la hora hasta la cual se debe vender bebidas alcohólicas y no debe existir ningún periodo exento de cumplir esa medida.  
Consideró que debió dejarse todo igual, pues eso evita los accidentes de tránsito, que se sobrecarguen los hospitales e impide que la gente aproveche esos momentos para hacer algunas actividades fuera de la norma. Esa medida solamente le conviene a los negocios de expendio de bebidas alcohólicas.
Por su lado, la presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología, la Dra. Claudia Almonte, dijo que “esta disposición es fruto del consenso a que se arribara luego de un proceso de consultas, encuentros y concientización con representantes de los citados establecimientos de diversión que, por lo general, registran mayores demandas en periodos navideños en todo el país”.

No hay comentarios