Vicepresidenta de la República Margarita Cedeño aboga por participación de agricultores familiares en Vcompras públicas

PUNTA CANA, La Altagracia.- La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, abogó este lunes por el acceso de los agricultores familiares a los programas de compras públicas que implementa el Estado, para garantizar el derecho humano a la alimentación adecuada, fomentar mejores hábitos de alimentación, mejorar la participación social y potenciar los ingresos y calidad de vida de los hogares de escasos recursos del país.
La Vicemandataria destacó la necesidad de promover políticas de compras públicas en favor de los agricultores rurales y leyes para garantizar el desarrollo de la agricultura familiar, al considerar que esta rama es responsable de la provisión del 70 por ciento de los alimentos en el mundo y es la base para la producción sostenible de estos y, además, está orientada a lograr la seguridad alimentaria y erradicar la pobreza.
Resaltó que en América Latina y el Caribe la agricultura familiar abarca más del 80 por ciento de los agricultores y genera entre el 57 y el 77 por ciento del empleo agrícola. Indicó que dichos beneficios son muy útiles para crear un círculo virtuoso entre la agricultura familiar, los mercados locales, los programas de asistencia del Gobierno y los consumidores.
“Una política pública enfocada hacia los agricultores familiares mejora la atención de las personas más vulnerables, sirve al desarrollo local y fortalece los circuitos cortos de comercialización; contribuye a la formación de hábitos alimentarios saludables; impulsa la apertura de nuevos mercados a la agricultura familiar  y contribuye a la diversificación de la producción de alimentos”, enfatizó la Vicemandataria.
Al pronunciar la conferencia magistral en la inauguración del Primer Congreso Latinoamericano y Caribeño de Agricultura Familiar, celebrado en un hotel de Punta Cana, Margarita Cedeño enfatizó la importancia de esta forma de producir como recurso para la erradicación del hambre, la desnutrición y mejorar las condiciones de vida de las comunidades en condiciones de pobreza.
“Volver al campo es volver a su gente, es centrar nuestras políticas públicas en los protagonistas de la agricultura familiar, que son los agricultores. El futuro de la alimentación depende de ellos y del apoyo que nosotros podamos brindarles”, añadió.

No hay comentarios