Pacto migratorio: un invento más de la ONU


Mi observatorio:
POR LUIS D. SANTAMARIA
 El autor es periodista. Reside en Monte Plata
            No deja de ser más que un invento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el llamado Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular que se proponen firmar algunos países el próximo 10 y 11 de diciembre en Marruecos.
Este invento no será más que el inicio de la desestabilización mundial cuya propuesta ha encontrado oposición en algunas naciones que ven en el bendito pacto este un motivo para la desestabilización social en que desarrollan sus actividades.
Mientras Estados Unidos lo rechaza, país como la República Dominicana lo acepta simple y llanamente porque sí sin ponerse a pensar las implicaciones sociales que este bendito pacto podría tener para el futuro del país, principalmente con la migración haitiana.
Por ejemplo el primer país en plantear su negativa es Estados Unidos y a él se le han añadido Hungría, Austria, Australia, Bulgaria, Israel, Polonia, la República Checa e Italia. Este último dijo que no firmará hasta no tener una aprobación del Parlamento, porque cree que sería una decisión que afectará a los ciudadanos.
Hasta el momento no se conoce la posición oficial del Gobierno dominicano sobre la posible adhesión al pacto, aunque ya se sabe por boca de una viceministro de Relaciones Exteriores de que el país firmará el bendito pacto este.
La Organización de Naciones Unidas (ONU) dijo que no obliga a ningún país a pertenecer, pero especificó que podría haber consecuencias como la perdida de la credibilidad internacional para los que dejen de formar parte del pacto.
“No es jurídicamente vinculante, pero es poderosísimo políticamente. No tenemos ninguna duda de que todos los Estados miembros se van a sentir políticamente comprometidos por él y en la práctica totalmente beneficiados”, dijo a la ONU Juan José Gómez Camacho, quien se desempeña como embajador mexicano en la organización.
¿Por qué se han retirado?
Las principales razones de la salida de Estados Unidos fueron basadas en que las medidas planteadas no tenían vínculo alguno con las de la Administración del mandatario anglosajón, Donald Trump.
Hungría, uno de los primeros países en salir del acuerdo, lo hizo por considerarlo como un pacto que más que beneficiar resultaría peligroso y dañino no solo para los húngaros, también para todo el planeta.
Mientras que Italia planteó este miércoles someter la decisión ante el Parlamento  por creer que podría afectar a los ciudadanos, según anunció el ministro de Interior italiano, Matteo Salvini.
En los últimos meses Italia ha sufrido una crisis migratoria, ya que países de África, como Libia ubicado al norte del continente, lo ven como el acceso más fácil hacia Europa.
Como consecuencia de esta migración miles de personas han muerto en las aguas del mar Mediterráneo.

No hay comentarios