Fundación Justicia y Transparencia rechaza legalización de drogas en República Dominicana; advierte sobre auge delincuencia

SANTO DOMINGO..- La Fundación Justicia y Transparencia (FJT) calificó como una locura y un desconocimiento del contexto y la realidad social del país, el querer pretender una eventual legalización de las drogas bajo los alegatos de eliminar el componente de la prohibición y el factor económico de oferta y demanda en la comercialización de narcóticos en el país. 
Trajano Potentini presidente de Justicia y Transparencia (FJT), al participar en un panel especializado con profesionales de diversas áreas, en el programa Esta Noche Mariasela, el cual se trasmite de lunes a viernes a las ocho.
pm, bajo la conducción de Mariasela Álvarez, Faride Raful y Diana Lora,  aseguró que se trata de una visión equivocada que dispararía el consumo de drogas a niveles alarmantes y el consecuentemente incremento de la actividad delincuencial en el país. 
Potentini lamentó que el tema haya saltado a la palestra por una ocurrencia del exjuez español Baltasar Garzón, quien en una visita al país hiciera semejante planteamiento, llegando al extremo por parte de algunos sectores de comparar las drogas con el alcohol, sin reflexionar sobre los efectos devastadores, dañinos y lesivos, que causan las drogas al cerebro humano. 
Para Potentini hablar en la República Dominicana de legalizar la marihuana o cualquier otra droga, devendría en un verdadero revés y barbaridad, en razón de que estudios y diagnósticos dan cuenta de que el consumo de drogas tiene una relación directa casi en un 30 % con el auge de la delincuencia; además del costo social inconmensurable sin precedente para el Estado dominicano, que tendría entonces que gastar más en hospitales, más en cárceles, más en asistencia, producto de la secuela que deja la interacción del consumo de drogas. 
La FJT considera que el país no tiene las condiciones, porque hay una dependencia muy importante de los adictos que bajo los efectos de las drogas cometen toda modalidad de delitos, por ejemplo, hijos matando a sus padres, o asesinatos múltiples, robo de celulares y de cualquier otro baratija, incestos y violaciones de infantes y ancianos.
Imagínense las drogas como negocios legales, las campañas millonarias de mercadeo y las múltiples presentaciones y modalidades de productos relacionados con los estupefacientes, los propagandistas en los centros de diversión y eventualmente los hospitales, clínicas, centros de salud y cárceles abarrotados por los adictos, vinculados a otras dolencias de salud, y problemas derivados del uso de las drogas sostuvo. 

No hay comentarios