Padres de alumnos de escuelas públicas de barrio dominicano en Nueva York protestan por presencia policial

Nueva York(ap).-Entonando canciones a ritmo de guitarra, padres y alumnos de dos escuelas públicas de un barrio dominicano de esta urbe protestaron este martes por la presencia de un vehículo con agentes federales de inmigración que aparcó la semana pasada frente al edificio que aloja a ambos centros educativos.
Con carteles con lemas como “No más deportaciones”, los padres y alumnos de la Escuela Puente del Castillo y de la escuela pública 128 se agruparon en la calle, frente al edificio, y dijeron que la presencia de los agentes fue un acto de intimidación dirigido a las numerosas familias inmigrantes que forman parte de estos centros.
“Estos agentes quisieron hacernos entender que nosotros no deberíamos estar aquí”, gritó a la multitud Omar Freilla, un padre de origen dominicano con dos hijos en Puente del Castillo. “Pues nosotros queremos hacerles entender a ellos que estamos aquí y que somos una comunidad unida. Si atacan a uno, nos atacan a todos”.
La protesta demostró el nerviosismo entre la comunidad hispana del alto Manhattan debido a la política de mano dura en inmigración impuesta por el presidente Donald Trump. Al menos un 40% de los padres de alumnos de Puente del Castillo nacieron en el extranjero, dijo la directora del centro, Julia Zuckerman. En la escuela pública 128, al menos un 65% de los padres son extranjeros.
La alarma en la comunidad saltó el jueves pasado, cuando un vehículo de la patrulla fronteriza, o Customs and Border Patrol en inglés, se estacionó frente a una de las entradas de Puente del Castillo poco antes de la hora en que los alumnos salen del edificio.
Zuckerman dijo a la AP que una madre asustada llamó por teléfono a las administradoras del centro educativo para avisar de la presencia del vehículo. Zuckerman salió a hablar con los agentes, dijo, que habían ido a comer a un local cercano y les pidió que movieran sus vehículos. Éstos lo hicieron, pero, según Zuckerman, ya habían generado nerviosismo entre los padres de la escuela y los comerciantes ambulantes de la zona.

No hay comentarios