728x90


Tras quince días de haber sido asesinada por policía dominicano, cadáver de venezolana no ha sido sepultado

Todo un viacrucis ha pasado la familia de Nersi María Colmenares para poder trasladar su cuerpo a su natal Venezuela sin resultados positivos. La lucha tiene 15 días y las promesas de “ayuda” no se han cumplido, mientras el cadáver de la mujer, que fue asesinada a tiros por un raso de la Policía Nacional el uno de enero de este año, permanece en el cuarto frío de una funeraria.
La situación tiene a sus parientes hundidos en la desesperación y el dolor. No poseen dinero para trasladarla hasta Venezuela, como es el deseo de su madre y otros familiares residentes allá. Las autoridades dominicanas no les han cumplido la promesa de brindarles una ayuda, mientras la Embajada Venezolana en la República Dominicana tampoco ha brindado el soporte necesario en el duro proceso que efectúan el hermano y cuñado de la víctima para lograr darle cristiana sepultura en su nación.
SANTO DOMINGO.-El cadáver de la venezolana Nersi María permanece en la Funeraria Jerusalén, en Villa Mella, Santo Domingo Norte. 
Está embalsamado en un cuarto frío para evitar su descomposición. Sus parientes no pierden la esperanza de poder trasladarlo a su país, “aunque tengan que pedir en las calles”.
Luis Alberto Delgado, cuñado y hermano de crianza de la víctima, dijo a Diario Libre que el costo total de llevar el cadáver a Venezuela es de 3,800 dólares y que la Policía Nacional les prometió una “ayuda humanitaria”, la cual no ha materializado.
“En la Policía Nacional nos dijeron no se preocupen, nosotros la vamos a mandar para allá, nosotros nos ponemos en contacto con la funeraria y ustedes de lo que se van a encargar es de comprar el pasaje con el acta de defunción y el pasaporte, los impuestos no los van a pagar porque, bueno, ella está difunta, está muerta y eso el Estado no lo cobra. 
Eso fue lo que ellos me dijeron (...) luego llamó a la funeraria y me dicen que los papeles están listos, entonces les digo, ¿y la Policía?, y nos dicen estamos esperando por la Policía, que se comunique con nosotros para que reembolsen el dinero y, yo dije, ¿cómo así? y agarré y me fui para la Policía Nacional y hablamos con el coronel Durán (Frank Félix) y él me dijo que no, que él ya no podía hacer nada, que eso corría por costa de nosotros”, relató el hombre con voz compungida.

Publicar un comentario

0 Comentarios