1280x70


Donald Trump visita bodega Alto Manhattan dominicano mató uno; congresista y concejal rechazan su presencia


Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- El ex presidente Donald Trump, después de salir la tarde de este martes de un tribunal en Manhattan donde enfrenta un proceso penal, se dirigió a la bodega Sanaa Convenient Store, propiedad del árabe Maad Ahmed, ubicada en Broadway con la calle 139 en el Alto Manhattan. 

Anteriormente, el negocio se llamaba Hamilton Heights Grocery, propiedad del dominicano José Alba, de 60 años, y quien matara a puñaladas en defensa propia al afroamericano Austin Simón, de 35 años, un exconvicto violento que trató de robarle como lo muestra un video de vigilancia, según la policía. 

El altercado terminó cuando el dominicano apuñaló mortalmente a Simón. Alba fue arrestado y acusado de asesinato, pero el fiscal de distrito de Manhattan retiró los cargos a las pocas semanas, diciendo que no podían probar que Alba no había actuado en defensa propia. 

Antes de la llegada de Trump, su campaña distribuyó materiales a periodistas criticando al fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, por su manejo del caso de apuñalamiento en junio de 2022, incluidas las semanas que Alba pasó encarcelado en Rikers Island sin derecho a fianza. Bragg supervisa la oficina que ahora procesa al ex presidente. 

Por la presencia del ex mandatario en el vecindario de Hamilton Heights, el congresista Adriano Espaillat escribió en su cuenta X “Trump no hizo su tarea”. “Mi distrito es progresista y mis constituyentes son neoyorquinos honestos y trabajadores que no tienen tiempo para la división, el odio y el caos”. “Trump no tiene lugar en mi distrito”. 

Mientras, el concejal demócrata dominicano por el distrito 7, Shaun Abreu, que abarca el lugar del establecimiento comercial, escribió “Si ve a Trump hoy en West Harlem, recuerde por qué está aquí, porque se postula para quitarles la atención médica, el acceso al aborto, el agua potable, los empleos sindicales, el derecho a protestar, las expectativas de un gobierno que funcione y mucho más”. “También para intentar salirse con la suya”. ¡TRISTE!. 

Cerca de 200 personas, en su mayoría dominicana por el vecindario ser mayormente habitado por quisqueyanos y los negocios también propiedad de dominicanos, recibió a Trump con aplausos y otros criticando su gestión presidencial. Hubo una alta presencia de policías y agentes del servicio secreto. 

En el interior del negocio, Trump proclamó: “Las bodegas son un salvavidas para las comunidades desatendidas, creo que sólo deshaciendo las políticas blandas contra el crimen del partido Demócrata se podrá restaurar completamente la ley y el orden en todos los distritos de la Gran Manzana”. 

“Para evitar que los bodegueros de la Gran Manzana sigan siendo víctimas de robos y actos violentos deberían armarse”. “Culpó a los políticos demócratas, entre ellos al presidente, Joe Biden, por promover leyes que según afirmó, dejan a los criminales con pocas opciones de castigo y a los ciudadanos trabajadores echados a su suerte”, sostuvo.. 

“Cada semana a los bodegueros les roban dos o tres veces, es una locura. ¿Saben qué? La policía puede acabar con eso, pero se les debe permitir hacer su trabajo”, dijo el republicano. 

Después de salir de la tienda, dijo: "Vamos a enderezar NY”. Esta acción del ex presidente afirma sus intenciones de hacer campaña en su estado natal, a pesar de que NY sigue siendo abrumadoramente demócrata, en 2020, Biden obtuvo más del 60% de los votos en el estado y márgenes aún más amplios en NYC. 

Trump insiste en que puede ganar en su tierra natal (NY) en noviembre, y ha reflexionado sobre la posibilidad de realizar mítines en el sur de El Bronx y Queens, donde nació y creció, e incluso en el Madison Square Garden en Manhattan.

Publicar un comentario

0 Comentarios