728x90


Consejos para familiares cuidadores de pacientes con Accidente Cerebrovascular ; Segunda casa de muerte y primera en discapacidad


-No cabe duda que la vida tras un Accidente Cerebrovascular o ictus cambia por completo, para algunos según su testimonio, este episodio les invita a renovarse, tanto que aprenden a reaccionar ante el mundo de una  manera más optimista.

Para los que no el camino se hace más largo, difícil, tedioso y toda posibilidad de recuperación queda sesgada ante un resultado que se convierte en frustración tanto para el paciente como para los familiares.
 
El Accidente Cerebrovascular (ACV) es una de los principales problemas de salud pública, a pesar de que puede prevenirse con tan sólo establecer hábitos saludables.

Es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad entre los adultos a nivel global, tal como lo señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este daño cerebral, que puede ocurrir inesperadamente incluso en personas sanas, ocasiona cambios significativos en la personalidad del paciente, influyendo en la forma de relacionarse con el entorno familiar, social, ambiental y laboral.

¿Pero realmente quién sufre más, el familiar o el paciente? ¿Quién es responsable de los resultados de la recuperación? ¿Quién es el culpable de lo que está pasando? ¿Cómo ayudar realmente a mi familiar? ¿Cómo avanzar para que mi familia no se sienta mal? ¿Cómo dejar de sentirme culpable?

Esta y muchas interrogantes se hacen familiares y pacientes, al tratar de expresar con palabras toda emocióno inquietudque surgeal ser informados por el médico de lo ocurrido.

Ponerse en los zapatos de los familiares no es  nada fácil, pero por su experiencia,el fisioterapeuta italiano Valerio Sarmati, menciona tres aspectos importantes que debe tener presente el familiar de un paciente con ictus, para no darse por vencido en  el camino que empieza a recorrer como pieza clave de la rehabilitación:

1.- Comprensión
El Accidente Cerebrovascular pone en riesgo la calidad de las relaciones entre los familiares y esto se debe principalmente a la dificultad de aceptar lo que le ha sucedido a nuestro familiar, nos empeñamos en mirarlo siempre como era antes del ACV.

Reflexión
Los familiares deben hacerse consciente de lo sucedido. Aceptar que este suceso le cambia la vida a todos y  hay una nueva vida que empezar, los hace a todos responsables por igual de la recuperación.

2.- Nadie es culpable
Sucede que el paciente trabaja muy bien cuando está junto al terapeuta pero cuando está solo olvida los ejercicios y esto genera frustración en el familiar, porque cree que este olvido es intencional y que el paciente no quiere poner en práctica lo aprendido.

Reflexión
Debemos tener siempre presente que el paciente sufrió una lesión en su cerebro, en donde también se encuentra la capacidad para recordar, de esforzarse para mejorar, la voluntad no está en el corazón, yo creo que está en nuestro cerebro y cuando tenemos un daño en nuestro cerebro se afectan todas éstas actividades que nos ayudan a mejorar después de un ACV.
Debemos entender esto para evitar la doble frustración de nuestro paciente, ambas alimentadas por la culpa: sentirse culpable por lo que le sucedió y sentirse culpable por hacerle carga a sus familiares, quienes muchas veces también piensan que la recuperación es responsabilidad única del familiar-paciente.

3.- Conocimiento-Información
El profesional de la fisioterapia debe involucrar permanentemente al familiar en la realización de los ejercicios.

Reflexión
Al trabajar en equipo,los familiares involucrados en la rehabilitación pueden identificar con facilidad los trastornos del paciente, así como sus dificultades. Cuando el familiar conoce todos los detalles, la cotidianidad, es decir, todas las actividades que realice el paciente fuera del tiempo de los ejercicios influyen positivamente en su recuperación y en la motivación del familiar para seguir ayudando. Mientras más conozco lo que le pasa a mi paciente-familiar, más puedo entenderlo, por lo tanto más puedo ayudarlo sin llegar a la frustración o abandonar el rol que se tiene en la rehabilitación.

Después de un  Accidente Cerebrovascular, ictus o “stroke  el problema no es del paciente, es de toda la familia, reiteró el especialista en Rehabilitación Neurocognitiva, método Perfetti.

Publicar un comentario

0 Comentarios