Expresidente Hipólito Mejía considera que si la República Dominicana es conducida por políticos apegados a la ética, estará en capacidad de ser una nación solidaria, incluyente, justa y ordenada

SANTO DOMINGO.-El ex presidente Hipólito Mejía dijo que está firmemente convencido de que, si la República Dominicana es conducida por políticos apegados a la ética, estará en capacidad de ser una nación solidaria, incluyente, justa y ordenada.
Al pronunciar el discurso de orden en la octava graduación ordinaria del Instituto José Francisco Peña Gómez aseguró confiar en que como graduandos usarán sus conocimientos para servir al país, en la cual, entrega al país 654 graduandos en seis diplomados y seis cursos sobre temas de relevancia para la República Dominicana.
Para ello, agregó el ex mandatario: “estamos formando, en la prospectiva de ofrecer a la nación el recurso humano con el conocimiento, la ética y los valores necesarios para que sean buenos ciudadanos y hagan su aporte en la construcción de un país próspero y justo, para todos”
Mejía destacó que, “educar significa preparar profesionales competentes en las áreas vitales para nuestro desarrollo, preparar a nuestra población para que se vincule al aparato productivo de la nación”.
Resaltó: “En efecto, educar significa preparar profesionales competentes en las áreas vitales para nuestro desarrollo. “Educar significa preparar a nuestra población para que se vincule al aparato productivo de la nación.
“Educar significa potenciar los mecanismos que aseguren la creación de oportunidades para quienes se preparan académicamente.
Continuó: “En el campo propio de la política, educar significa formar ciudadanos y ciudadanas para que sean capaces de investigar, entender y formular propuestas para superar los grandes desafíos que enfrentamos.
Expresó que la educación política es inseparable de la búsqueda de los fundamentos éticos que deben guiar su ejercicio, ajustada a los tiempos modernos, pero, con una visión ética de la política, ya que no ser así, la búsqueda del poder se convierte en un perverso instrumento para beneficiar a unos pocos, como ocurre en la actualidad.
Manifestó en su discurso: “Fruto del distanciamiento de la ética, vemos cómo un grupo de políticos se ha enriquecido mediante la corrupción franca y abierta, en perjuicio de las grandes mayorías. “Esa falta de ética, exhibida por los que hoy detentan el poder, es causante de la delincuencia, la inseguridad, la desigualdad social y la pobreza que impera en la República Dominicana de hoy.
Dijo que, al hablar de la relación entre educación, ética y política, el referente obligatorio es el Dr. José Francisco Peña Gómez. En efecto, este hombre extraordinario supo elevarse desde una cuna humilde hasta los más encumbrados niveles del conocimiento.

No hay comentarios